¡Urgente! Se necesitan mejores datos para combatir la ciberdelincuencia

El delito cibernético representa uno de los mayores riesgos en cuanto a delincuencia, puesto a que el mismo ha tenido un incremento masivo desde principios de los 2000.

Siendo Estados Unidos uno de los países más afectados.

Según Cyber Solarium, la conectividad digital ha traído un montón de crecimiento económico y social, mejorando la calidad de vida de los estadounidenses, pero con este constantemente intercambio de datos, los ciberdelincuentes tienen más oportunidades de destruir vidas privadas, perturbar la infraestructura crítica y dañar nuestras instituciones económicas y democráticas.

Aseguran que para crear políticas para lidiar de manera más eficaz con los ataques, es necesaria una verdadera comprensión de la gravedad y el alcance de estos ataques. Con dicho fin, la comisión recomienda que el Congreso cree una oficina de Estadísticas Cibernéticas dentro del Departamento de Comercio para recopilar y proporcionar datos estadísticos de ciberseguridad y el ecosistema cibernético. El objetivo es definir el riesgo cibernético nacional y así ayudar a la industria de seguros a crear modelos de riesgo más precisos y ayudar al gobierno a elaborar políticas y programas más precisos.

Algo es innegable: Mejores datos impulsarán mejores políticas.

Se necesita la especificación de la categoría de ataques cibernéticos. Es necesario recopilar los datos del sector privado y contar con un sistema integral para rastrear y medir la actividad criminal en la web.

A diferencia de los mecánicos tradicionales de denuncia de delitos, hay pocas opciones de denuncia de delitos cibernéticos y normalmente, la policía local a menudo carece de los equipos para manejar estos casos.

El delito cibernético puede ser informado en el Centro de Quejas sobre Delitos de Internet del FBI. Sin embargo, el FBI reconoce que este sistema subestima severamente la cantidad de criminalidad. La oficina estima que solo 1 de cada 10 casos de ciberataques es denunciado. Estos sistemas de informes insuficientes dejan a las víctimas sin recursos para informar acerca de estos delitos.
Pues, no se puede detener lo que no se conoce.

En un contexto no cibernético, los buenos datos en delincuencia tradicional han provocado resultados positivos en la policía comunitaria, siendo uno de los cambios más fundamentales en el enfoque moderno de delincuencia en EE.UU.

La utilización de sistemas como CompStat que utiliza datos delictivos para informar a la policía a nivel de calle (específicamente asesinato, robo, violación, asalto agravado, incendios provocados) ha sido una importante herramienta para la rendición de cuentas, obligando a los departamentos a asumir responsabilidad directa de la delicuencia.

CompStat ha sido efectiva en la reducción de la delincuencia, contribuyendo en una disminución del 5 al 15 por ciento en delitos denunciados.

La delincuencia ha migrado de las calles al internet, los robos a los bancos han disminuido desde 1990, en cambio, los ataques cibernéticos han aumentado notoriamente.

Fraude, extorsión, extorsión sexual, robo de identidad y ransomware son algunas de las conductas criminales en la web, que no se rastrean sistemáticamente. Sin embargo, no existe certeza de cuán comunes son debido a la incapacidad para contar estos crímenes de manera efectiva, dejando a una enorme cantidad de ciberdelincuentes actuando con impunidad.

Según datos del gobierno de Estados Unidos, solo 3 de cada 1.000 delitos denunciados terminan en arresto.

El delito informático ha aumentado con el brote de coronavirus: Hospitales, laboratorios, empresas, usuarios comunes y trabajadores, han sido directamente afectados por este aumento. Los datos acertados son necesarios para mantener a los usuarios de internet seguros durante la crisis.

Para tomar las medidas necesarias:

  1. EE.UU debe incluir más categorías de delitos cibernéticos en el Sistema Nacional de Informes Basado en Incidentes.
  2. El Congreso debería ordenar la recopilación de datos sobre el delito cibernético como lo hizo con los delitos de odio y la trata de personas.
  3. Finalmente, necesita financiar este esfuerzo y proporcionar a los departamentos de policía locales las herramientas necesarias para el estudio de cada caso y desarrollar los informes.

Cyber Solarium estuvo en lo correcto al determinar que Estados Unidos carece de claridad sobre la naturaleza y el alcance de los ataques cibernéticos, sin los cuales los responsables políticos no pueden desarrollar “respuestas matizadas y efectivas”. Sin no existe un enfoque a partir de la solicitud de métricas del cibercrimen, se seguirá navegando a ciegas.

Si no se conoce cómo y dónde está ocurriendo un crimen, no se pueden desarrollar decisiones sobre cómo recurrir o equipar a las fuerzas del orden para abordarlo. Las víctimas del delito cibernético merecen algo mejor.

FUENTE: https://bit.ly/2WbLFox

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s